Hay afuera todo ese ruido

Nan Goldin

Un cuento de Miryam Hache Nadie va a venir a despertarte Lucinda. Querías silencio. Escucha. Escucha el zumbido casi mortuorio. O la paz. El silencio como de cielo. De monje urbano entre nubes. Lucinda toca la costra del sueño pegada al lagrimal. Se raspa, casi lastima su piel, y al fin deja caer una...

Volver arriba