Directed by Women Spain: ¿Cuántas directoras de cine puedes nombrar?

 

por Roxana Popelka

(La fotografía de portada pertenece a la película “Ayer no termina nunca”, de Isabel Coixet)

 

El festival Directed by Women promueve un conocimiento del cine dirigido por mujeres

El pasado mes de septiembre tuvo lugar en Barcelona y Madrid la segunda edición del festival Directed by Women Spain, una iniciativa consistente en celebrar, durante la primera quincena de septiembre, proyecciones alrededor del mundo, de cine dirigido por mujeres. Al frente de Directed by Women Spain se encuentra un colectivo de mujeres con sede en Barcelona y Madrid que consiguen, gracias a su esfuerzo, promover un conocimiento hacia el cine dirigido por mujeres. Hablamos con Rebeca Sánchez López, una de las organizadoras del festival además de realizadora y directora. 

 

El equipo de Directed by Women Spain
Integrantes del equipo de Directed by Women Spain

¿Cuál es el origen del proyecto Directed by Women y cómo surge en España?

Directed by Women nace de una intrépida mujer con ganas de dar a conocer el cine dirigido por mujeres en Estados Unidos. El año pasado, Barbara Ann O’Leary promovió a través de las redes sociales la idea de celebrar, durante la primera quincena de septiembre, proyecciones de cine dirigido por mujeres a nivel mundial y de un modo libre. Ya podía ser en cines, bares, casas, locales o entre amigos. Ya fueran largos, cortos o videoclips. La idea era conseguir que se fomentara una actitud de conocimiento hacia el cine dirigido por mujeres. ¿Cuántas directoras eres capaz de nombrar en comparación con el número de directores? Esa es una prueba clave para demostrar el desconocimiento generalizado que existe de las mujeres en el cine. Y eso sin entrar en los dominios de otros departamentos como la fotografía, el sonido o el guión.  

Tras conocer la iniciativa y ver que se estaba creando un mapa de proyecciones organizadas alrededor del mundo, pensé que nosotras no podíamos quedarnos fuera de este movimiento internacional. Nuestro cine lo merece y el público también se merece saber que existe buen cine más allá de las salas comerciales. Al ponerme en contacto con Barbara todo se activó de inmediato, y en unos días el equipo base ya se había organizado y el movimiento de Directed by Women Spain estaba en las redes. Al cabo de unas semanas habíamos conseguido el apoyo de La Caldera Les Corts, en Barcelona, y El Teatro del Barrio, en Madrid, con dos salas al servicio; nuestra celebración ya era toda una realidad.  

Sois un colectivo de mujeres procedente de Barcelona y Madrid. Explícame cómo decidís crear este proyecto, gestionarlo y difundirlo. 

El proyecto se gestiona a través de la asociación cultural sin ánimo de lucro La Alfombra y se produce por Liberula Verde Films con un equipo de lujo ubicado entre Madrid y Barcelona, formado por Lucía Valverde, Georgina Oliva, María González y una servidora, Rebeca Sánchez López. Sin duda nuestras procedencias tienen mucho que ver con la elección de las ciudades; yo vivo y trabajo a caballo de ambas. Pero no podemos obviar que las dos ciudades son focos clave de cultura y por lo tanto de difusión de información y de tendencias. Por eso fue clave vincular dos ciudades de tal relieve en la promoción de un cine más equitativo y que lucha por la igualdad de oportunidades en la industria.

Fotograma del documental sobre los deshaucios "Cuando sale el sol", de Elena Martínez
Fotograma del documental sobre los deshaucios “Cuando sale el sol”, de Elena Martínez

El festival tiene como sede Barcelona y Madrid, ¿también pensáis proyectar en otras ciudades?

Este 2016 hemos celebrado nuestra segunda edición y podido contar de nuevo con la colaboración de El Teatro del Barrio, en Madrid y La Caldera Les Corts, en Barcelona, con el apoyo del ICUB dentro del marco de La Mercè. También hemos podido contar con la gran incorporación de La Cineteca, en Madrid. A modo de spin off hemos proyectado en otras ciudades como Mataró, a la que le dedicamos un especial de directoras de la zona, y en Liverpool, dentro del Festival Scalarama, y la iniciativa 58% del Small Cinema.

¿Consideras que no existe suficiente visibilidad del cine realizado por mujeres?

¿Por qué es necesario un festival de cine dirigido por mujeres? Esa es concretamente la pregunta que deberíamos hacernos. Y esa es la razón por la que decidimos aparecer. El cine dirigido por mujeres es casi inexistente en las salas de proyección. La paridad no existe ni siquiera en los jurados. No es que yo quiera que ahora nos olvidemos de los hombres, pero vamos a no obviar que las mujeres existimos y que hacemos cosas. Se nos deja el segundo plano de la historia, la cara B; la eficiencia silenciada. Ha pasado a lo largo de los siglos y no es algo que debiera sorprendernos, ni tan siquiera ofendernos, puesto que es una realidad tangible y próxima. Ha pasado en el cine, la política, el arte, la economía, la ciencia… y sigue pasando.

Necesitamos romper clichés para abrir las puertas de una industria hermética y ofrecer una mirada diferente, al igual que darle una nueva oportunidad al público de disfrutar de un cine más libre.

¿No crees que este tipo de proyectos audiovisuales específicos de mujeres podrían resultar excluyentes?

No consideramos que sea excluyente porque el mundo está observado a través de la lente del hombre. Las salas de cine y la cartelera lo dicen, el número de protagonistas lo grita, la interacción de la mujer es mínima y somos un 50% de la población.

Toda convocatoria se rige por una serie de exigencias que, automáticamente, excluye a numerosos perfiles. Pasa en todos los festivales y nadie lo cuestiona, pero cuando entramos a hablar de género se suele poner el grito en el cielo. No excluimos, buscamos promover un cine que apenas existe en las salas. Lo creemos necesario para reclamar un cambio y una conciencia. Si no fuera indispensable hubiera sido un intento banal, sin repercusión, y no ha sido así. La gente reacciona ante el desconocimiento de los datos. Considero que nos atañe a todas y a todos como parte de la industria, como espectadores y como personas.

Fotograma de "El gran vuelo", de Carolina Astudillo
Fotograma de “El gran vuelo”, de Carolina Astudillo

¿Cómo seleccionáis las películas a proyección?

Abrimos una convocatoria que dura tres meses donde aceptamos toda clase de metrajes dirigidos por mujeres del estado español (o residentes), con cualquier duración, fecha de producción y género. Al cierre de convocatoria visionamos todo el material y escogemos teniendo en cuenta variedad de género, técnica, formato, historias y narrativa. Queremos que nuestra selección ofrezca al espectador un procurado abanico de sensaciones y, sobre todo, una visión amplia del cine dirigido por mujeres. Nos gusta mezclar técnicas de animación con documentales y piezas más experimentales, sin que falte la comedia y el drama.

Reunís no solo cine, sino también proyecciones de video- danza y piezas de arte, ¿cuál es el motivo de la conjunción entre un formato cinematográfico y la danza experimental?

Este año apostamos por una programación más amplia ya que contábamos con la incorporación de La Cineteca. Así que decidimos abrir una convocatoria internacional de cine/video danza y experimental llamada E+D. Nuestra selección de cortometrajes tiene mucho poder de convocatoria entre el público, pero queríamos ofrecer algo más exclusivo y distinto a lo que podemos encontrar en otras jornadas o festivales, así que apostamos por este binomio en el que encontramos un fuerte vínculo con la exploración y las nuevas audiencias. Algo en lo que creemos y por lo que trabajamos: la creatividad en constante movimiento.

Fotograma del documental "Tocaoras", de Alicia Cifredo Chacón
Fotograma del documental “Tocaoras”, de Alicia Cifredo Chacón

Formáis parte del equipo que organiza el festival y, al mismo tiempo, sois profesionales del sector. Cuéntame cómo es vuestra dedicación en el proyecto y fuera de él.

De un modo u otro todas estamos tocadas por el sector. Fuera del Directed by Women, Lucía Valverde es actriz y realizadora; María González publicista y gestora cultural, y Georgina Oliva es directora de escena, gestora cultural, productora y socia fundadora de Kepler Mission Films, junto conmigo. Empresa con la que desarrollamos proyectos cinematográficos, interactivos y de escena. Y efectivamente yo soy realizadora, directora y guionista. Trabajo con varias productoras de cine y televisión, nacionales e internacionales con Liberula Verde Films como respaldo de todo.

A parte, este año se ha unido al equipo Oscar Link con temas de prensa y medios, que se dedica a la creación de formatos televisivos.

Así que tenemos un equipo pequeño pero completo, y esperamos que crezca poco a poco.

¿Recibís alguna subvención para realizar Directed by Women Spain?

No recibimos ninguna subvención. Este año hemos podido contar con la colaboración de La Mercé, 2016, gracias a la cual hemos ofrecido gratuitamente las proyecciones de Barcelona en La Caldera Les Corts.

Todo lo hacemos por amor al arte. Mucho esfuerzo y trabajo por parte de un equipo con ganas de luchar por este proyecto.

Recibimos el apoyo de las cientos de mujeres directoras que nos escriben cada año para enseñarnos su trabajo. El apoyo de directoras consagradas como Isabel Coixet, que ha colaborado este año con sus películas, a través de su productora Miss Wasabi. La confianza de las salas que nos abren sus puertas, y la motivación de saber que nuestro público crece cada año un poco más.

También te puede interesar:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest